La propuesta presupuestaria del presidente de EE. UU., Donald Trump, para el año fiscal 2019 presentada hoy incluye una petición de 1.600 millones de dólares para cercar unos 104 kilómetros (65 millas) de los 3.180 kilómetros de la frontera con México, solicitud similar a la que hizo el año pasado.

En esta ocasión, el mandatario ha solicitado esta cantidad para proteger la zona del valle del río Bravo (Texas) "a petición de las autoridades migratorias de la zona", según han asegurado altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en una llamada con periodistas.

Trump pidió el año anterior la misma cuantía, 1.600 millones, para construir un muro en la misma área y en San Diego (California), limítrofe con la ciudad de Tijuana (México), pero el Congreso no ha aprobado por ahora una partida específica para su construcción.

La Administración de Trump espera gastar un total de 25.000 millones de dólares en el muro fronterizo, que incluyen 18.000 millones de la propia construcción física y 7.000 millones de mejoras tecnológicas y equipamiento, han detallado hoy desde el departamento.

Sin embargo, esta cantidad está sujeta a la negociación sobre una reforma migratoria que puede iniciar hoy en el Senado y que determinará el futuro de 690.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, entre otras medidas.